Bloque

03 de June de 2020

Las 10 mejores playas de Almería

Mónsul

La provincia almeriense es un auténtico tesoro para los amantes del turismo de sol y playa. Más de 100 kilómetros de costa para disfrutar de playas solitarias, calas de agua cristalina o del Parque Natural de Cabo de Gata.

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: Emilio J. de los Santos, Ángel J. Cachón
REDACCIÓN y FOTOGRAFÍA: Eva H. Alonso

FUENTE: Diario de Almería.

Playa de Mónsul (San José)

1. Playa de Mónsul (San José)

La Playa de Mónsul es una de las playas del Parque Natural de Cabo de Gata más conocidas y con mayor afluencia de bañistas. Se trata de una playa virgen en la que sobresale su Peineta (un acantilado rocoso en forma de cresta de ola) de origen volcánico y su duna. Se puede acceder hasta Mónsul en coche y dejarlo en el aparcamiento (5 euros) que está a 200 metros de la playa. En verano el acceso está restringido a unos pocos coches diarios por lo que se recomienda coger el autobús lanzadera que hace la ruta desde San José hasta Mónsul, con parada en la playa de Genoveses.

Playa de Los Muertos (Carboneras)

2. Playa de Los Muertos (Carboneras)

Más de un kilómetro de playa virgen de agua cristalina y azul. Los Muertos aparece en casi todas las lista de las mejores playas de España, motivo por el que ha aumentado el número de turistas en temporada alta, lo que no resta nada de hermosura a esta playa alejada de cualquier pueblo, y a mitad de camino entre Agua Amarga y Carboneras. Esta playa no es muy recomendable para ir con niños o personas con problemas de movilidad, ya que el acceso es complicado. El coche se deja en el parking de verano (5 euros todo el día) y solo se puede llegar andando a través de tres caminitos que salvan en gran desnivel. Otra opción es llegar en barco. Algunas empresas ofrecen el servicio de transfer desde el puerto de Carboneras. La oficina de turismo de Carboneras dispone de toda la información necesaria.

Playa de Los Escullos (Níjar)

3. Playa de Los Escullos (Níjar)

A 16 km del Cabo de Gata y cerca del pueblo de San José, Los Escullos es un auténtico paraíso para los amantes de la tranquilidad. A su derecha termina en la duna fósil de Los Escullos. Pasada la zona de la duna existen varias calas conocidas como Calas del Embarcadero, por ser una magnífica zona para fondear donde se realizaban embarques de esparto y otros materiales. En la actualidad, los buceadores siguen acudiendo a este paraje donde los fondos rocosos se confunden con praderas de Posidonia y una gran cantidad de peces. Espectacular el atardecer cerca del peñón grande de la playa. Es importante llevar escarpines o zapatillas de agua porque la entrada al mar es de piedras pequeñas.

Cala de Enmedio (Níjar)

4. Cala de Enmedio (Níjar)

A la Cala de Enmedio sólo se puede llegar a pie desde Agua Amarga (media hora de trayecto) o desde el camino de la Cala del Plomo. Esta zona es una de las más frecuentadas por naturistas y también por buceadores. Algunas de sus rocas son en realidad dunas fosilizadas, de ahí la existencia de arenas con destellos metálicos. Declarado 'Mejor Rincón de Andalucía' en 2012 por la Guía Repsol.

Playa de El Playazo (Rodalquilar)

5. Playa de El Playazo (Rodalquilar)

El Playazo es la playa más grande de Vera (más de 2 kilómetros) y una de las más concurridas, ya que se encuentra en la zona de hoteles, y dispone de duchas, aseos y pasarelas de acceso para discapacitados. En el tramo que transcurre por el paseo marítimo hay todo tipo de comodidades: zonas ajardinadas para pasear, restaurantes, chiringuitos o un club de playa. La playa está rodeada por montañas, por un lado y por el otro, flanqueada por el Castillo de San Ramón, un antiguo bastión defensivo del siglo XVIII. En la parte norte de El Playazo, una vez termina el paseo marítimo, comienza la famosa zona naturista (primer enclave oficial de Europa para la zona del nudismo) con su propia playa, urbanizaciones, hoteles y restaurantes.

Playa de las Salinas (Cabo de Gata)

6. Playa de las Salinas (Cabo de Gata)

La playa de las Salinas toma el nombre de las marismas que están junto a ella. Es la playa más grande del Parque Natural de Cabo de Gata, de agua transparente y poco oleaje. Es muy visitada por familias y conocida por su famosa iglesia (rehabilitada recientemente), las salinas con su flamencos y el entorno ideal para el avistamiento de aves. La playa se extiende desde el Torreón de San Miguel, a la salida de la barriada de Cabo de Gata, hasta el faro.

Playa de los Genoveses (San José)

7. Playa de los Genoveses (San José)

La Playa de los Genoveses es la segunda más extensa del Cabo de Gata, quizás, una de las más bellas del Parque Natural y también una de las más conocidas. Una extensa playa virgen de dunas de arena fina y dorada enclavada en el paraje del Campillo del Genovés, un valle sin apenas construcciones y sin carreteras asfaltadas. En verano no se puede acceder a ella en coche (en el caminito de tierra que lleva hasta la playa también está prohibido estacionar). El mejor medio es en transporte público desde el pueblo de San José.

Playa de Agua Amarga (Níjar)

8. Playa de Agua Amarga (Níjar)

Agua Amarga es una playa urbana que ocupa algo más de medio kilometro a lo largo del núcleo poblacional. Es muy ancha, de arena fina y dorada y cuenta con acceso habilitado para personas con movilidad reducida y puesto de vigilancia de socorristas, así como bares y restaurantes a pie de playa y alojamientos. Destacan las pequeñas cuevas del acantilado de Agua Amarga en el poniente de la playa. En la parte levante de la playa se encuentra un cargadero de mineral abandonado, que se usaba para transportar el mineral desde el interior hasta los barcos por medio de un ferrocarril. En la actualidad, este tramo de ferrocarril se utiliza como vía verde para los senderistas.

Cala de San Pedro (Cabo de Gata)

9. Cala de San Pedro (Cabo de Gata)

Entre las colinas del paisaje semidesértico del Cabo de Gata se abre un vergel de vegetación, arena fina y agua turquesa que bien parece un paraíso tropical. La Cala de San Pedro presume de ser una de las más bonitas del Parque Natural. Totalmente aislada, solo se llega a ella por mar o tras dos horas de camino a través del monte y en la que vive una comunidad hippie. Además del agua turquesa, es singular porque tiene vegetación en su interior y una fuente natural de agua potable. La entrada al agua es progresiva y es apta para el baño de niños. También tiene zonas de fondo rocoso que son ideales para bucear.

Cala del Plomo (Agua Amarga)

10. Cala del Plomo (Agua Amarga)

La zona más discreta para practicar nudismo es la Cala del Plomo, una preciosa playita de arena fina enclaustrada entre roquedales, lejos de cualquier población. En el camino a la Cala se cruza con el Cortijo Fortificado de la Rambla del Plomo, construido entre los siglos XVII y XVIII para proteger a los campesinos de los alrededores de los ataques de los piratas berberiscos. En verano, la afluencia de público es media debido a la facilidad de llegar. Se trata de una cala grande, de más de 200 metros de longitud. Al principio está llena de piedras pero a medida que se acerca la orilla se convierte en arena fina. La entrada al agua es progresiva, ideal para que los niños jueguen, puesto que hacen pie hasta bastantes metros dentro del agua. A ambos lados de la playa existen paredes erosionadas formadas por dunas fósiles que esconden multitud de sitios para explorar. Destaca la calidad del agua y la fauna marina que se puede observar haciendo snorkel.

Alojamientos

Alójate en el corazón del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Ver alojamientos ConfortySabor

Bloque